El Pulso y el Tempo Deja un comentario

¿Es lo mismo pulso que tempo?

Podríamos decir que si. El pulso siempre coincide con el tempo. El pulso es la marcación interna que tiene una obra musical o un determinado pasaje, y el tempo es la velocidad a la que vamos a llevar ese pulso. Es por esto que el pulso puede ser más rápido o más lento, y que se determina con el tempo. Existen bastantes términos de tempo que nos indican la velocidad a la que debemos interpretar una obra. A continuación os dejo los términos de tempo más conocido (existen muchos más que ya veremos más adelante). Están ordenados de más lento a más rápido.

  • Lento: lento, muy despacio
  • Adagio: despacio
  • Andante: moderado
  • Andantino: menos lento que andante
  • Allegretto: menos rápido que allegro.
  • Allegro: rápido
  • Presto: muy rápido

Los términos están expresados en italiano, ya que fueron diferentes corrientes italianas las que empezaron a expresar los tempos de interpretación de las obras en sus partituras. Así que de ahí se sigue expresando en italiano.

Al principio de las partituras se expresa el tempo, con un término italiano o con una indicación metronómica. También se puede expresar con las dos, es decir, con el término en italiano y con la indicación metronómica.

Los tempos son más imprecisos a la hora de marcar el tempo en una partitura, y esto es debido a que andante puede expresarse entre 55 y 65 b.p.m (bips por minuto), hay un rango de 10 negras, en caso de que sea la negra la unidad, de diferencia. La indicación metronómica nos señalaría, por ejemplo: Adagio (negra=58). Es por esto que lo expresa más exacto el tempo.

También el hecho de que esté sujeto a un término puede dar más juego a la interpretación de cada uno, me refiero con esto, a que un adagio puede ser un poco más rápido o un poco más lento, dependiendo de cómo lo sienta el intérprete, dando un aire diferente y además sujeto a una interpretación que está atendiendo a las diferentes indicaciones que muestra el autor.

  • Lento: 40 -47
  • Adagio: 52 -54
  • Andante: 55 -65
  • Andantino: 66 -69
  • Allegretto: 96 – 112
  • Allegro: 113 – 120
  • Presto: 141 – 175

¿Quieres volver a la página de Lenguaje Musical I?

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *