El Calderón Musical – Teoría Musical Deja un comentario

Definición: El Calderón es un signo que se coloca encima de la figura o silencio y nos indica la suspensión del pulso musical en ese momento. Para explicar esto mejor, cuando veamos un calderón el pulso se detiene y alargamos ese sonido o ese silencio hasta que el director lo marque. En caso de que no tengamos un director, la regla es que el calderón se alarga la mitad del tiempo que dura esa nota o silencio. Por ejemplo, si el calderón está en una blanca, pues alargaremos esa blanca una negra más. Esta regla es muy subjetiva, ya que si los intérpretes lo quieren alargar un poco más, lo podrán hacer para tener una interpretación como ellos desean.

El signo del calderón es este:

Un fragmento con diferentes calderones, podría ser este ejemplo:

El fragmento tiene dos calderones, uno en un silencio y otro en el final del fragmento, en la blanca.

En el caso de que existan notas con ligaduras de unión el calderón se pondrá en la última nota. No se puede poner un calderón en una nota y después ligarla a otra del mismo nombre y misma altura.

Este signo se suele usar muy frecuentemente en los finales de las obras. Donde la última nota tiene un especial énfasis. También se usa con mucha frecuencia en partes de finales de frases muy claras donde se quiere romper el discurso, como por ejemplo pasa en los corales de J. Sebastian Bach.

Existen varios tipos de calderones además. En los editores de partituras podemos encontrar todos estos signos:

El signo que nosotros hemos visto hasta ahora es el más usado, pero hay dos más que puedes ver usualmente:

El triángulo, es una suspensión de tiempo corta, más corto que el tradicional.

El cuadrado que es más largo de lo normal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *