Consejos para cuidado del piano Deja un comentario

Cuando compramos un piano tenemos que tener en cuenta varios factores. Muchos de nuestros clientes quieren situar los pianos en sitios que no son recomendables. En este post vamos a dar una recomendaciones para que tengamos más claro, cómo debemos cuidar nuestro piano. Los mejores consejos para cuidado del piano los debes de tener siempre en cuenta y así te durará toda la vida. Es un instrumento delicado que además de ser pesados y duraderos, tienen unos acabados artesanales y con una tecnología que debe de atender a cuidados especiales para que no tengamos problemas en un futuro.

Temperatura y humedad

La temperatura y la humedad siempre van a ser un factor para que el piano funcione y suene correctamente. Los primeros síntomas de humedad y una temperatura inadecuada es que las teclas se quedan tenidas. Cuando las teclas se que quedan cogidas es fácil de solucionar, pero el problema está viniendo de una humedad y una temperatura que va a repercutir en maderas y fieltros muy delicados que componen el instrumento. La humedad adecuada para el instrumento es del 50 -60 por ciento.

Algunas cuestiones para evitar la humedad es que los días de lluvia se cierren bien las ventanas de la habitación. Protegerlo con la tapa cerrada y un paño de fieltro de cubre-teclado. Es importante quitar el paño los días de sol, porque el paño recoge humedad y se debe de secar bien.

Otra cuestión, para el tema de humedad, es que no esté en una habitación que tenga un recalo cerca, o que existan tuberías por la pared donde está el piano. La tapa armónica absorbe humedad y es muy malo, llegando el punto que se puede rajar.

Hay que tener especialmente cuidado en sitios de mar o en sitios de constante lluvia. También hay que tener cuidado especiales en sitios de montaña, con zonas húmedas en los valles y con constante agua. También es importante tener cuidado en edificios de construcción nueva. Los dos primeros años son muy inestables. En orientaciones al norte, y cuartos con mucha oscuridad.

La ventilación

El instrumento necesita ventilación, es por esto que intente ponerlo siempre en el centro de la habitación o en una pared que sea de interior, es decir, un pared que sea colindante a otra habitación. Hay que evitar siempre las paredes que den a exteriores. Así como evitar poner el piano al lado de una ventana. No es bueno que tenga luz solar directa, ni humedad, ni cambios bruscos de temperatura. En caso de que no haya remedio y tenga que poner el piano cerca de una ventana protéjalo con una buena cortina, de un grosor medio.

La Sequedad, importante en cuidado del piano

Si tenemos el piano en un sitio excesivamente seco, lo más probable es que al contraerse las maderas, estas se rajen. Por esto, hay que evitar poner el piano cerca de chimeneas o radiadores. En caso de tener una habitación muy seca, deberá de tener algunas plantas que aporten algo de humedad o un humidificador. Estos consejos para el cuidado de un piano son muy importantes.

 Cambios repentinos de temperatura

Cuando se pasa un cuarto frío a calor rápidamente el piano lo sufre, la humedad se condensa y eso es malo para las cuerdas y para el arpa. Hay que tener cuidad al pasar un piano de una habitación a otra con un cambio brusco porque la humedad y la sequedad pueden hacer daños bastante serios en el instrumento.

Algunas recomendaciones

  • No se debe de colocar nada encima del piano. En ocasiones se derraman agua de floreros o portales de Belén y hacen daños que son costosos. Se han visto objetos pesados y cosas que no se deben de poner encima de un piano. Sólo os aconsejo que pongáis algún libro y el metrónomo de pirámide, de esta manera nunca habrá problemas.
  • Al piano nunca le deis con insecticida, ni con productos que contengan alcohol, a la hora de limpiarlos. Nada de productos que contengan algo de vinilo, ni productos que tengan petróleo. Para limpiar el piano un paño y en caso de que esté muy sucio le podéis dar con líquidos especiales para muebles.
  • El polvo es algo que poco a poco estropea mucho el piano. Pasar un trapo seco o un plumero y mantener siempre que el polvo no esté en contacto con el instrumento.
  • Las teclas siempre limpias. Con paño seco, nada de alcohol que pueda agrietar o sacar otro color a las teclas. Se puede hacer con un trapo húmedo en una disolución de jabón natural, ésto hacedlo en caso de que esté muy sucio. Y ya sabéis, nada de tocar el piano con las manos sucias. Tómate estos consejos para el cuidado de un piano muy seriamente.

Afinación y Ajustes

El piano tiene que ser afinado eventualmente, esto significa una vez al año, recomendablemente en el mes de octubre en Andalucía, o en el mes de mayo, que es cuando existen los cambios más bruscos. Las cuerdas soportan una tensión de unos 90 kilos y con el tiempo se van desafinando. Para afinar un piano consúltenos y nos ajustaremos al un buen precio. Es por esto, que de vez en cuando hay que darle un ajuste y dejarlo bien afinado a 440Hz o 442Hz, dependiendo del piano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *